La Petite Mort

Tus labios cansados y el cuerpo enrojecido, tengo los mismos recuerdos de ti y se pasean por mi lengua, se pierden en mis piernas y transitan por mi cuello. El fuego que tiene tu piel y la mía que se viste de ti; yo añoro y deseo tanto el mar… Tú eres el mar; exhalasSigue leyendo «La Petite Mort»

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos