De océanos y desiertos

A veces soy océano, otras la marea incontrolable, toda el agua se me desborda por los costados y cuando cierro los ojos no deja de llover. Otras solo hay sequía, el sol ha quemado todo a su paso y no soy más que un desierto, soy entonces el lugar más despoblado del mundo y laSigue leyendo “De océanos y desiertos”

Eres todas las mujeres

Quiero escribirte un poema, uno que empiece por tus ojos de mar, que hable de ellos y el océano que tienen dentro, que quien lea ese poema pueda verlos y saber porque hay tantos poemas que hablan de ellos, que lo comprenda al fin. Escribir de tu cabello también, ya lo he hecho mil veces,Sigue leyendo “Eres todas las mujeres”

El mundo no pero tú sí

Cuando Dios creó al mundo estaba de mal humor, eso ya lo sabemos. Pero después te creó a ti; con tus ojos azules y tu cabello de fuego, con tu cuerpo divino y tu sonrisa estridente. Con tu piel blanca y luminosa, con las sendas de amor tatuadas en tu ombligo. Con tus brazos queSigue leyendo “El mundo no pero tú sí”

El mundo no/Cuando Dios creó al mundo estaba de mal humor

Creo que un día Dios creó al mundo porque estaba de mal humor, se despertó después de una borrachera de tres días, tenía la ropa llena de vomito y la cara manchada, tomó un vaso de agua, tenía demasiada sed y entonces después se bebió dos más. Estuvo pensando un gran rato, estaba aburrido ySigue leyendo “El mundo no/Cuando Dios creó al mundo estaba de mal humor”

El monstruo que está debajo de mi cama

He pasado las últimas noches hablando con el monstruo que está debajo de mi cama, ese que a veces se convierte en miedo y se queda ahí quieto y si no fuera por su respiración agitada yo no sabría que está ahí. Otras más se convierte en llanto, entonces las lágrimas le brotan como olasSigue leyendo “El monstruo que está debajo de mi cama”

La poesía no nos ha olvidado

La poesía no nos ha olvidado, nos recuerda a la perfección; ella sabe que renació en mí el día que te toqué por primera vez, sabe también de todas esas idas y vueltas tuyas y mías, tiene grabado aquel febrero en el lugar izquierdo del pecho, recuerda también las canciones que rimaban con tus ojosSigue leyendo “La poesía no nos ha olvidado”

Cuenta Pendiente

Tal vez ha llegado el momento de saldar nuestras cuentas pendientes, esas que pensé ya no existían, esas que intenté esfumar con miles de letras. Pero a la vida le gusta jugar, le gusta a veces volverse pasado y se te presenta todo aquello que ya creías olvidado. Y vuelvo a escuchar todas esas cancionesSigue leyendo “Cuenta Pendiente”

Primera y última vez

Nos hemos dicho adiós tantas veces, que hemos descubierto que decir adiós, también es decir te amo, y nadie pronuncia “te amo” mejor que tu boca. Hemos intentado separarnos, y la vida lo ha hecho, pero hemos entendido que somos como líneas perpendiculares, que en algún momento tienen que cruzarse, inevitablemente como la lluvia. ElSigue leyendo “Primera y última vez”

Masoquismo en bemol

Llevo todos los días revisando el horóscopo, para ver si sus predicciones mejoran mis días, así en esas ando los últimos días que estoy dependiendo de lo incierto, porque hoy en mi vida no hay nada cierto; porque hoy a falta de ganas, prefiero confiarle mi vida a lo que tal vez no existe ySigue leyendo “Masoquismo en bemol”

La poesía es la única verdad

Hay muchas verdades; la de la belleza de la risa en una noche de primavera, la del amor que cambia la vida y repara las heridas, la del caos que se convierte en poemas; que le dan orden a lo que está tan desordenado, la de romperse y levantarse en pedazos, más entero que nunca,Sigue leyendo “La poesía es la única verdad”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora