Mientras tú estés viva, mi amor, el mundo es un lugar mejor

No importa si es a mi lado o si es a mil millas de distancia, si estás recostada en mi vientre o si estás llenando de fuego Los Ángeles, siendo mar en Nueva York, paseándote en cualquier país como la mujer de mundo que eres o si estás recorriendo con tus yemas mis piernas volviendo a ser ese ser vulnerable en el amor. Tampoco importa si tus ojos están viéndome como solo ellos saben hacerlo, desnudando mi cuerpo sin tocarlo y llegando a ese lugar que nadie conoce. O si están siendo precipicio lejos de mí y se llenan de lágrimas que brotan como cascadas resplandecientes.

Hay que llegar a amar tanto a alguien para decirle que no importa si está contigo o no, pero mientras viva no hay nada mejor. Y yo te lo digo a ti, así con todas sus letras y acentos y poemas; si estás conmigo abrazándome los miedos y cantándole a mis sentidos, si estás y con tu pelo quemas todas mis dudas y tus ojos azules se convierten en lo más bello que existe. Si estás dándome la mano y haciéndome creer otra vez en la humanidad, si me haces convertir el amor en letras y los libros y las canciones solo hablan de ti.

Pero si no estás también; si tenemos que volar y tú vuelas y te conviertes en la mariposa más luminosa del mundo, si tus alas y el cielo se llevan bien y las mías son solo ese empujón que te ayuda a elevarte en lo más alto. Si ríes con la risa que llevo grabada en los ojos como mi canción favorita o si lloras porque la vida a veces se te cae, pero tú eres como una estatua divina, con ese porte altivo y precioso y cada caída solo te hace ser aun más guapa de lo que ya eres. Si no estás y entonces yo por fin entiendo llena de cicatrices que el amor más inmenso a veces es dejar ir.

Y yo te amo y lo sabes de sobra, y tú me amas y lo sé de sobra, y entonces no importa lo demás. No importa si las circunstancias y el tiempo nunca han estado de nuestro lado, si tenemos que suplicarle de rodillas a la vida por otra oportunidad, por volver a cruzarnos en el camino para que nuestros cuerpos entiendan cómo se siente el amor. No importa tampoco si tengo que perderte de nuevo una vez más y volver a flagelarme con tu recuerdo, si tengo que escribir y escribir de ti otra vez más de mil poemas hasta que mi pluma se desangre y se vuelva azul. Tampoco importa que de recuerdos ya tengamos llena la piel y que los besos y las lenguas y la saliva y las piernas y los pies no quieran volver a sentir.

No importa nada más, solo que seas donde quiera que estés; si estás conmigo que seas lo que eres, la mujer que me roba la poesía y que es tan inmensa que puedo escribirle miles de letras, que me muestra lo rasgado de su alma también, que cuando se quita el maquillaje y todas las máscaras yo puedo saber que sigue siendo lo más hermoso que he podido ver y amar. Que no importa que nuestro amor sea un amor contrariado desde el principio, pero que así contrariado tus labios y los míos han tocado el cielo más de una vez. Que yo solo quiero que seas tú conmigo y aunque no estés conmigo también, que seas tú estando con otras y amándolas también, que te amen a ti y que sepas que el amor solo puede ser siempre más amor.

Te lo digo con la mano y el alma en el corazón, no importa donde estés, pero mientras tú estés viva, mi amor, el mundo para mí es un lugar mejor.

Publicado por angieprainbow

Convierto lo roto en poesía. Un día escribí y ahora ya no puedo dejar de hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: